-->

domingo, 4 de marzo de 2012

Nintendo Game Boy 1989

Game Boy es quizás la portátil de videojuegos mas famosa de la historia, aunque podéis ver la historia completa pulsando el enlace, aquí vamos a ver hasta su ultimo milímetro y te voy a contar como empezó mi idilio con esta maquina.


Conocí Game Boy siendo un niño, al igual que muchos. Mis padres nunca fueron de regalarme consolas, a principios de los noventa la mayoria de padres seguían diciendo que los videojuegos te dejaban tonto, o que te quedarías ciego, y que una consola en la televisión estropeaba a la larga la pantalla. Tras mucho insistir, en
las navidades del año 93 obtuve mi recompensa, una Game Boy original (ya que temía algún tipo de clon). Además era la versión con la carcasa azul y un cartucho de 32 en 1 mas dos paquetes de cuatro pilas. Uno de ellos lo fundí ese mismo día.


No podía creer lo que tenía, la Game Boy por fin, todo el mundo hablaba de ello, era el gadget de moda, y era realmente portátil. Hasta el año 1998 no conseguí ningún juego mas, por aquel entonces yo no tenia "posibles" como para comprar juegos, por tanto me pasé cuatro años con el 32 en 1 que tampoco era moco de pavo, afortunadamente con los compañeros del colegio intercambiaba el cartuchete piratón, por Zeldas, Marios, Gargoyles y muchos otros, por tanto pude jugar muchos juegos aunque no fuesen mios y conseguí vivir parte de la época dorada de los videojuegos. Las pilas siempre fueron mi talón de Aquiles, vale que la portátil de Nintendo no tragaba como la Game Gear, pero yo no tenía el cable para conectarlo a la luz y me llevaba la consola literalmente a cualquier sitio, además las pilas recargables no eran una opción ya que costaban lo que suele costar la sangre de unicornio. Es mas, en pleno 2012 sigo sin el cable de la luz de esta consola, siendo el único que me falta.


Con el paso del tiempo, y acostumbrado al precioso color azul de su carcasa, fui deseando cada vez mas, tener la original, la blanca con los rosados botones de acción, practicamente me pasé desde el primer año queriendo ese acabado, aunque estaba bien contento por tener una, el pensamiento acabó replegándose a algún rincón de mi mente aunque siempre estuvo ahí, hasta hace unos meses que gracias a una donación de un lector conseguí mi objetivo después de mas de 15 años de espera, la pobre estaba algo envejecida pero pude rejuvenecerla fácilmente.


La primera, el orgullo de mi colección, no envejeció bastante bien la verdad, se le dio mucho trote durante muchos años, demasiado uso diario, en ocasiones fundiendo un paquete de pilas cada dos días. Esto ha pasado factura a la maquina, aunque la consola se ve y se oye como el primer día, pero estéticamente ha perdido bastante encanto. La pantalla ha ido perdiendo su color verdoso original y ha pasado a ese amarillo casi dorado que se aprecia en la imagen, los juegos se siguen viendo bien y no hay lineas en pantalla pero queda un tanto raro.


Las bonitas serigrafías del logo y de los botones, están practicamente relegadas al olvido, no era solo el uso, el transporte en el bolsillo con su consecuente fricción con el tejido acabaron por borrar practicamente todo.

El plástico que protege a la pantalla se desprendió un día de mucho sol en la playa a finales de los 90's y no se me ocurrió mejor idea que darle unas gotitas de "Super Glue". Grave error, años después con la pantalla interior llena de polvo por una mala colocación del plástico me dispuse a removerla y el pegamento se quedó parte del color gris del marco. Afortunadamente uno de mis hobbies es el modelismo y tras muchas mezclas de pinturas conseguí el mismo tono y pude reparar todo el marco.

Afortunadamente la consola solo tocó el suelo dos veces en 18 años, y afortunadamente esas dos caídas ni arañaron la carcasa ni rompieron ningún componente interno. Es por ello que destaco la tremenda robustez de la consola, ganandose merecidamente el apelativo de "ladrillo".


Basicamente esa es mi historia con la Game Boy, años y años de Tetris, Pokemon, Zelda, Mario, Volley Fire, Terminator 2, Crazy castle, Gargoyles... partidas por turnos (pierde pasa la consola), auriculares, viajes, vacaciones, recreos y kilos y kilos de pilas, además de muchos dolores de espalda por jugar debajo de la lampara. El haber tenido un único cartucho durante tantos años me hizo valorar mucho lo que tenía, ahora cada poco tengo un juego nuevo, o una consola, pero aquella época fue para mí y para muchos la época de una única consola y un único cartucho para muchos años. Una experiencia que parece que se ha perdido en los jugones de hoy en día.


Pasando a analizar la consola con mas detalle, voy a usar la versión original.

La consola con un peso de 394 gr y unas medidas de 148mm de largo, 90mm de ancho y un grosor de 32mm, es grande y pesada, no tanto como su rival mas directo la Game Gear, pero aun así hoy en día se la ve tosca, grande y pesada.


Su frontal es quizás un icono del mundo de los videojuegos, complemtante blanca con una pantalla verdosa monocromática de 160x144, rodeada de un marco gris que especifica que la pantalla es Dot Matrix y su característico testigo de duración de la batería en rojo.


Detalle del famoso protector de plástico de la pantalla, en él se puede leer, dot matrix (que es el tipo de pantalla por pixeles 40 sprites cada uno de 8x8 u 8x16)


La acción se lleva a cabo con unos controles bastante precisos y agradables al tacto, la cruceta de Yokoi, idéntica a la vista en Nes y algunos Game & Watch, aumentada de tamaño y completamente negra es precisa. Los botones de acción al mas puro estilo maquina recreativa de la época con botones vistosos, el rosa. Los botones A y B con sus respectivas letras serigrafiadas en azul bajo ellos. Justo bajo el marco de la pantalla también vemos serigrafias del logo de la compañía y el del nombre de la portátil. También se puede observar en el frontal los botones Start y Select, de goma blanda.

Grabado en el plástico en la parte inferior la palabra "Phones"
La entrada de auriculares está justo en el centro de la parte inferior.
En el frontal se aprecian también la salida por las que escapa el sonido mono del pequeño altavoz. La consola es estéreo (ya que su placa de sonido es de 4 canales) pero solo apreciable con unos auriculares.

Por la parte trasera tenemos el puerto para cartuchos, la tapa de las baterías y un grabado con el numero de serie y el nombre en "clave" del modelo, DMG-01 las siglas D.M.G hacen referencia al nombre de la fase prototipo, significan Dot Matrix Game, Nintendo hará este sistema de iniciales del nombre en clave en todos sus productos.



En ésta imagen se observa el puerto de acceso a los cartuchos de juegos que al entrar en él se comunican directamente con su CPU Z80 modificado de 8 bits que trabaja a 4.194304 Mhz con un ram de 8kB internos de sram y un Vram de: 8kB internos, Game Boy practicamente es una NES portátil.


Aquí se aprecia en detalle el interruptor de encendido, que tiene una pequeña pestaña para que una vez encendido el cartucho no se pueda sacar por error. Un detalle muy ingenioso que por desgracia no conocerán sus sucesoras.

En ésta imagen se puede apreciar el cartucho insertado, y como la función anti-apertura del botón encendido lo retiene dentro.


Una vez se encendía la maquina, un indicador de color rojo nos daba el estado de carga de las baterías, pasando de ser muy luminoso (cuando tenia toda la batería) a irse atenuando en relación al desgaste. Éste indicador fue estándar hasta la llegada de la Game Boy Advance.


Por el lateral derecho(mirándola de frente) se puede observar el modulador de volumen y el puerto de conexión para el cable link. Éste cable se usaba para poder conectarla a otra Game Boy y poder jugar partidas multijugador, todo un logro para la época. ¿Que pasa? aun no existía el wireless...



En el otro lateral se puede apreciar el control de contraste de la pantalla. Como esta consola no es retroiluminada, según las condiciones de luz este pequeño modulador de contraste que se transformaba en tu mejor amigo para poder verla bien, además te apañaba los gráficos cuando las pilas empezaban a flojear.


También se puede apreciar la toma de corriente, para jugar sin pilas.


En la parte inferior lleva la toma de auriculares para poder oírla en estéreo, aunque seamos sinceros, la mayoría jugábamos sin sonido, nada mas que para ahorrar baterías.


Por ultimo mencionar, que su peculiar diseño con esas lineas marcadas en el plástico, no es nada mas que para aumentar el agarre, detalles como estos eran típicos del gran Yokoi.

Esta es mi experiencia con Game Boy y aunque aparecieron revisiones, y nuevos modelos, incluso hoy en día con la 3DS y la PSVita, sigo mirando con la ilusión de un niño ese pequeño ladrillo en mi estantería. Encenderla, soplar el polvo de los cartuchos y oír los dos pitidos al salir el logo de Nintendo en pantalla, me siguen arrancando una sonrisita como aquellas navidades de 1994.


Si te gustó esto, por favor compártelo

2 comentarios :

  1. Excelente blog, yo también tengo un tabique algo maltratado de la pantalla, que marca de pulimento usas y en que establecimiento los venden, saludos desde mexico.

    ResponderEliminar
  2. pues uso uno de la marca kraft, tiene que ser algo suave para no dañarla ;)puedes encontrarlos en tiendas de mantenimiento de automoviles o grandes superficies de bricolaje

    ResponderEliminar