-->

domingo, 18 de noviembre de 2012

Atari 2600 un buen regalo para un buen amigo

Hace poco un buen amigo mio celebró su cumpleaños.
Es un Yankee loco por los juegos retro y en especial de una de las marcas de su país, Atari.

Por tanto decidí que seria lo mejor regalarle algo relacionado con esa empresa. Conseguir una 2600 original no era fácil. Comencé a buscar algún videojuego retro, incluso un Brick Game pues Tetris le encanta. Pero en uno de los diversos mercadillos de Birmingham, encontré algo que no imaginaba ni en sueños, la Atari 2600 original. Además con decenas de juegos a la venta. Después de estar un rato contemplándola perplejo pregunté al vendedor del puesto y me permitió probarla allí mismo para demostrarme que todo funcionaba bien. No podía creer tener un pedazo de la historia de los videojuegos funcionando como el primer día en mi mano y menos me creía aun el poder elegir un juego de entre decenas.


Ya que la consola era un regalo decidí llevarme un buen juego, un cartucho mítico, la cosa no era fácil, centipede, pacman, ateroids, space invaders... pero luego vi el que puede sea uno de los mejores juegos
para esta Atari al menos en mi opinión. Pitfall.


Correr evitando los peligros es lo único que hay que hacer,
pero que divertido es hacerlo en Pitfall
































El cartucho funcionó al segundo intento, tras hacer lo típico en estos casos, soplar un poco. En unas condiciones muy buenas, con su pegatina sin apenas desgaste y bien pegada, el cartucho se ve glorioso cargado en la Atari, toda una maquina del tiempo.



Al llegar a casa me puse a limpiarla a fondo, estaba llena de suciedad, temía encontrar arañazos, grietas o cualquier otro golpe o deterioro. La sorpresa fue mayúscula. Después de hora y media limpiando vi que la consola estaba impecable. Prácticamente sin defectos, excepto algo de desgaste en la serigrafía que perfila el contorno superior y el obvio desgaste en la parte del joystick donde se apoya la muñeca, todo lo demás estaba perfecto, nada de golpes ni rajas.

El afortunado dueño, Grant C. que no podía creer tener el mítico joystick en la mano, me ha permitido usarla para realizar un análisis que podréis leer AQUÍ

El afortunado dueño, feliz como un niño.


Si te gustó esto, por favor compártelo

4 comentarios :

  1. ¡Gracias, amigo! Fue el mejor regalo de mi cumpleaños. Funciona como si saliera ayer.

    - Grant

    ResponderEliminar
  2. ¿Una máquina del año que se estrenó Starwars y la regalas?
    Grant es un hombre afortunado de tenerte como amigo, solo hay que ver su cara de felicidad.
    Birmingham me pilla un poquito lejos que si no voy y se la quito, lo siento, la envidia me puede.
    Esperando análisis con ansia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz me hizo sentir a mi ver su cara de sorpresa y su felicidad. Me hizo sentir mejor que si me la hubiesen regalado a mi.

      Eliminar
    2. También es el año en que nací. Y soy el hombre más afortunado del mundo por tener un amigo como Álvaro. Es buena gente, Atari o no, pero es cierto que me alegré mucho cuando vi la Atari. Xarxa, no me puedes volar la Atari pero sí la puedes jugar conmigo cuando llegues a Birmingham.

      Eliminar