-->

domingo, 4 de agosto de 2013

La sorpresa del día en un mercadillo

Los mercadillos de este país son muy famosos, todo el mundo sabe que Inglaterra es un buen sitio para comprar trastos retro. Hoy me pasé por uno que queda cerca de mi casa, para ver que tenían sin mucho ánimo de encontrar algo relacionado con los vídeo juegos realmente interesante. Me gusta todo lo relacionado con los años ochenta y si encontraba algo para la casa pues también podría estar interesado.

Numerosos puestos vendían juegos, para Mega Drive, Atari 2600 o Super Nintendo por poner algunos ejemplos. Me lo llevaría todo pero sería mi ruina. En un puesto, un señor vendía varios teclados de ordenador. Me acerqué para ver si tenían alguno de esos antiguos teclados de IBM o algo de mi primer PC, un IBM PS/1.

De pronto me encuentro una caja llena de cassette , eran juegos para Commodore 16, junto a ellos había un enorme teclado negro, era el Commodore 16! Me acerco al dueño del puesto y le pregunto que por cuanto me vende ese "teclado" y me dice que todo lo que tiene esa caja me lo deja por ocho libras. Imaginaos mi cara...
El hombre(muy amable por cierto) se me acerca y me enseña que están los cables y el lector de cassette. Me dice que funciona, pero que no sabe bien que es. Que ha preguntado a algunos clientes si saben que es, pero nadie tiene ni idea. Cuando le pagué me preguntó si es algún tipo de consola de juegos y yo simplemente asentí con la cabeza, le dí las gracias y me marché con una enorme bolsa y sin saber muy bien cuantas cosas tenía esa caja.


La cosa no quedó ahí, el día se empezó a estropear lloviendo cada vez mas y la gente cerraba sus puestos por ello. De repente en una esquina, veo a
un señor que tiene varias cosas en una manta y una de ellas es uno de los Pinball de Tomy. Mi chica es una apasionada de los Pinball al igual que yo, al verla la cara supe que quería lo que estábamos viendo. El señor(también muy amable) puso pilas en la pequeña mesita de pinball y nos demostró que funcionaba bien, además me lo vendía con su caja original. Por cinco libras es tuyo, dijo y obviamente se lo regalé a mi chica y lo eché a la bolsa que cada vez pesaba más.


La sorpresa fue gorda cuando llegué a casa y abrí la bolsa. La Commodore es una Commodore 16, muy sucia pero en buen estado, trae el lector de cassette(datasette), los manuales de instrucciones y un manual de Basic, un cable de antena, el adaptador de corriente original y dieciocho juegos originales en muy buen estado, aunque muy sucios. Uno de ellos es Star Wars y como fan de la saga, imaginaos mi sorpresa y felicidad al verlo.




Ahora me esperan varias horas de desmontaje, limpieza, pruebas y reparaciones para dejar todo como se merece y colocarlo en mi museo. No estoy muy puesto en este tipo de ordenadores, pues siempre estuve mas del lado de las consolas. Es una gran oportunidad de empezar con ellos y poder jugar todos estos juegos a fondo.



Cuando esté todo limpio y decente tendréis las respectivas publicaciones por aquí.
Eso es todo, me pasé un domingo por el mercadillo a echar un ojo para ver que tal era eso y me traje todo esto en una bolsa. Este país va a ser mi ruina.


Si te gustó esto, por favor compártelo

3 comentarios :