-->

domingo, 25 de agosto de 2013

Las tripas de un Commodore 16

Recientemente tuve la suerte de dar con un Commodore 16 en excelente estado por muy poco dinero.
Obviamente el pequeño ordenador estaba lleno de suciedad, por no mencionar que aquel día en el mercadillo llovía y el vendedor lo tenía a la intemperie(aún me sorprende de que funcione perfectamente).


Como siempre que llega alguna maquinita al museo, desmonté totalmente el Commodore para darle una limpieza integral y de paso ver como está por dentro o ver que posibles averías puede tener.
La computadora de 16k estaba perfecta, sucia, pero perfecta. Como siempre tiré algunas fotos para compartirlo con vosotros y así podáis ver uno de estos
por dentro. Seguro que muchos tienen curiosidad, más aún por ser el 16 y no el 64 el cual es mucho mas famoso.



Como ya estamos acostumbrados a ver en maquinas de los ochenta, la cinta adhesiva hace acto de aparición.




El corazón de la máquina. La verdad es que me esperaba algo mas complicado y grande en su interior.


Aquí vemos un poquito más detallado el interior para comprenderlo mejor:


Tras quitar la suciedad, decir que el Commodore funciona perfectamente, no así el Datasette, el cual funciona pero no enciende la luz roja de encendido, además de que no llega a cargar nunca las cintas, buscaré otro o me pasaré a los diskettes.



Si te gustó esto, por favor compártelo

2 comentarios :

  1. Hola linda maquinita, yo tengo 2, las conseguí mas incompletas y caras. pero ninguna me funciono. si conseguís otra avisame.
    Saludos. muy lindo y completo tu Blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! en cuanto a lo de tus Commodore.. menuda mala suerte. Tal vez puedas repararlas. ;)

      Eliminar