-->

martes, 6 de agosto de 2013

Vemos por dentro el Atomic Pinball de Tomy y añado leds

Los Pinball de Tomy son juguetes realmente impresionantes, mas que juguetes diría yo. Es casi casi un Pinball real y en ocasiones llega a ser mas complejo. 

Todos los rebotadores son reales y funcionan, tiene un contador de puntos, luz y sonido.


En el marcado tenemos tres tornillos que sujetan toda la carcasa superior, al quitarlos ya podemos pasar a trabajar al interior. Tenemos un contador y una
pequeña placa a la que está conectada un enorme altavoz y una bombilla, la cual simplemente parpadea sin sentido alguno. El altavoz se limita a hacer sonar un "ding ding" cuando tocamos algún rebotador y hacemos puntos.


La lamina del fondo no es una pegatina. Es una lamina metálica de gran calidad. Está sujeta por un tornillo que queda en medio de la palabra Pinball. Está en medio del recorrido de la bola y en ocasiones la entorpece. Es el único tornillo que mantiene el fondo en su sitio, pero si lo quitas no pasa nada, pues el cristal lo mantendrá en su sitio también. Quitando el tornillo mejora el juego, pues la bola ya no tiene ese pequeño bache en el camino.



Con la lámina fuera, tenemos esto:


Una pequeña transmisión produce la magia. Un ruidoso motor hace girar todo. Cuando la bola pasa por encima de los rebotadores, éstos son presionados y tocan el árbol central, que tiene unos topes y hace que los rebotadores, reboten. A su vez cada vez que la bola "presiona" los rebotadores pulsan una pieza blanca que hay en el fondo. Ésta pieza hace de interruptor que cierra el circuito del altavoz y así es como suena la campanita cada vez que marcamos puntos.


El árbol central termina por su parte izquierda en otro engranaje, el cual va anotando los puntos en el marcador.


Pues bien, el juego solo tiene una pequeña bombilla junto al marcador. La bombilla parpadea sin parar durante la partida sin ninguna función. Está muy chula y se va a quedar tal cual, pero la mesa me parecía algo sosa sin mas luces. Obviamente este juguete es un pedacito de historia, estamos hablando de que es de finales de los setenta, principios de los ochenta y no quiero modificarlo en exceso con algo que lo cambie para siempre.

Voy a poner algunos leds en los rebotadores, pero lo conectare todo de tal manera en que pueda dejarlo totalmente de fábrica con facilidad si lo deseo en el futuro.

He tirado cable desde el altavoz siguiendo los huecos originales y usando cable del mismo grosor que el original.



En el otro extremo he colocado un led. El circuito de los leds lo voy a montar en la propia lámina de metal. Así me aseguro que no toca con nada del mecanismo y que no se obstruya por ello. El problema viene cuando buscas un sitio donde colocar el led. Pese a que tenemos mucho espacio, la lámina tiene que reposar sobre la máquina tal y como lo hacía hasta ahora. Ésto no nos deja mucho juego para poner las luces sin modificar nada. Los leds de los que dispongo ahora son algo grandes, por tanto solo montaré uno y actualizare la entrada cuando tenga otros y los añada.

El único sitio donde puedo colocarlo(de momento) sin problemas, es en el rebotador central.

El led queda situado justo donde está la flecha amarilla


Después de montar todo, ahora la experiencia de juego es mejor. Cada vez que suena el "ding" y hacemos puntos se enciende el led del rebotador. Solo se ilumina la linea hueca que hay en frente de él. Pero estoy pensando en poner algo que refleje la luz hacia arriba. Dentro de poco podréis ver un video de la maquinita en funcionamiento.



Si te gustó esto, por favor compártelo

1 comentarios :

  1. Hace unos meses compre uno, y pensaba ponerle led como hiciste vos. . muy lindo trabajo

    ResponderEliminar