-->

martes, 11 de febrero de 2014

La evolución de los juegos en teléfonos

Hoy en día jugar en los teléfonos móviles no es ninguna novedad. Un mercado casi dominado por jugadores casuales, niños y jugadores veteranos(eso sí en menor medida). Parece que fue ayer cuando comenzábamos a usar teléfonos móviles para algo más que llamar... Cuando comenzamos a enviarnos SMS, a presumir de pantalla de más de dos lineas, de sonido polifónico, de diferentes tonos de color para la luz de la pantalla o de quien tenía la carcasa mas bonita.

Lo de jugar en el móvil no comenzó hace mucho, pero ha evolucionado tan rápidamente que parecen que fue hace siglos. Todo comenzó a mediados de los noventa, en el año 1994 para ser más exactos. No comenzó en Nokia como muchos creen o en otras compañías famosas. Apareció en el hoy vetusto Hagenuk MT-2000 y el primer juego de móvil fue, como no podía ser otro, Tetris

Hagenuk MT-2000 fue el primero en incorporar Tetris

Estuvo lejos de ser una revolución y quedó en una simple anécdota para los poseedores de ese modelo. No fue hasta 1997 cuando Nokia, la cual poco tiene que ver con la Nokia actual, era el referente, el líder en ventas. Apareció un
teléfono que revolucionó el mercado y pese a ser el segundo en incorporar un juego cambió todo hasta hoy. Estoy hablando del Nokia 6110 que incluía en memoria el juego Snake.


Entonces comenzó la revolución. Cada Nokia traía el Snake al que se fueron uniendo otros. Las demás compañías comenzaron a hacer lo propio, incluyendo la pequeña curiosidad/novedad de jugar con el teléfono en los ratos muertos. Cualquier tiempo muerto parecía bueno para sacar el teléfono y echar una partida a Tetris, Snake y todas las posibles variantes de éstos. Los gráficos eran bien simples, una pantalla dot matrix, monocroma al más puro estilo Game Boy pero iluminada, esa era la tónica por la época. Pero Nokia, no tenía bastante con incorporar el Snake en su telefono estrella, además el juego era multijugador, dos jugadores podían conectarse mediante el puerto infrarrojo para disfrutar de un versus en Snake. Como jugador de consolas la "curiosidad" que traía instalada el móvil me entusiasmaba. No dejaba de jugar con mi Game Boy pero no siempre llevaba ésta encima, en cambio el telefono sí. A finales de los 90's tuve algunos teléfonos, y a excepción del que para mí sigue siendo precioso a la par que práctico el Alcatel one touch easy(o one tocho) todos los que tuve traían snake y pude disfrutar de esa época alocada que hoy vemos prehistórica en el mundo de la telefonía móvil. Personalmente al que mas uso dí en cuanto a mensajes y juegos fue un Trium Astral, que aún conservo por cierto(un día os enseño mis viejos teléfonos).


Al poco tiempo en el año 2000, Nokia lanzó el 3310 y con él, el poder jugar en el móvil fue aún más popular.


Todo esto evolucionó rápidamente al comenzar la década del 2000. El nuevo milenio se habría al mundo electrónico con miedo pero con increíbles y rápidos avances. Con la llegada del WAP(Wireless Aplication Protocol) se consiguió conectar los teléfonos a Internet. Adivina que compañía lanzó el primer teléfono con WAP, pues sí, fue una vez más Nokia con su Nokia 8110 y su campaña fue por todo lo alto, siendo el teléfono de Neo en la película Matrix.


Esto propició la llegada de Java a los teléfonos y con el comenzaron a llegar bastantes juegos algo más elaborados. Teléfonos como el Nokia 3410 ya sorpotában Java. El modelo 3410 no tardó en convertirse en un éxito de ventas y la verdad, yo no conocía a nadie que no lo tuviese, lo hubiese tenido o probado antes y siempre por los juegos.


Juegos arcade como Asteroids o Space Ivanders, comenzaron a invadir los terminales telefónicos. Portar este tipo de juegos a pantallas monocromáticas era simple y efectivo. Los teléfonos tenían la potencia suficiente como para reproducir ese tipo de gráficos.

En 2003, con Nokia sentada en su trono. Apareció algo que debió hacer tambalear hasta las oficinas de Nintendo. Nokia lanzó el N-Gage, decidió unir una videoconsola portátil con un teléfono dando resultado al hoy añorado N-Gage. La idea era buena, los teléfonos móviles cada vez estaban más asentados entre la población y cada vez había más usuarios que jugaban en ellos. Pero un desastroso diseño repleto de problemas, su precio y la durísima competencia que Game Boy Advance suponía, tiró por tierra la idea y el N-Gage quedó relegado al olvido absoluto.

El N-Gage venía equipado con el potente sistema operativo Symbian 6.1, pero este sistema operativo no era compatible con pantallas horizontales, por ello la pantalla del teléfono estaba en posición vertical. Esto no gustó mucho a los consumidores, pues veían en la competencia(GBA) pantallas horizontales y mucho más grandes. El diseño en general era malo. Tenía forma de empanadilla o de taco, era enorme, para insertar los juegos tenías que quitar la cubierta trasera de plástico y había que sacar la batería para poder meter la tarjeta de juego. En el siguiente vídeo podéis verlo mejor:




Otro punto negativo fue la forma de usar el teléfono para hablar. El auricular y el altavoz estaban en la parte superior. Para poder hablar tenías que colocar el teléfono de canto y bueno... no quedaba ni estético ni era práctico la verdad.


Vistos los problemas, a los seis meses apareció su sucesor el N-Gage QD. Un teléfono algo más pequeño y redondeado, con una pantalla mejor y los dos principales problemas del modelo anterior fueron subsanados. Para hablar te pegabas la pantalla a la cara como en el resto de teléfonos y los juegos se introducían por una ranura exterior, de esa manera ya no tenías que estar sacando la batería con cada juego.

En cambio el N-Gage parecía gafado. Por un fallo de diseño la pieza de goma que rodeaba la maquina acababa desprendiéndose con el uso. Eso hacía entrar polvo y suciedad dentro del dispositivo, siendo un lastre para la pantalla y el resto del hardware. Nokia tuvo que poner el recambio en venta, pues practicamente era obligada la sustitución de la goma al poco tiempo de uso. Los problemas de N-Gage unidos a las criticas y a un pobre catalogo la relegaron al olvido. Hablaré de este interesante teléfono más extensamente en una entrada dedicada. Parte de la comunidad gamer dejó de prestar atención a los juegos de moviles y continuó en las consolas tradicionales, poniendo como excusa lo visto en el N-Gage, un teléfono siempre seria para llamar y no para jugar. 


A estas alturas los juegos de moviles ya sobrepasaban los gráficos de las consolas de 16 bits. La gente ya no usaba solo el teléfono para hablar y mandar mensajes. Ya se jugaba, se leían emails y se navegaba por Internet con el navegador Opera. Recuerdo como las páginas de las revistas especializadas en videojuegos, dedicaban páginas completas a descargar mediante MMS juegos, fondos de pantalla o politonos.

Desde el 2003 con la aparición del N-Gage al 2006 los juegos de moviles fueron evolucionando rápida y sigilosamente a ojos de la comunidad gamer. Sin que apenas nos diésemos cuenta que en unos pocos años habían sobrepasado ampliamente las capacidades gráficas(que no de jugabilidad o durabilidad) que ofrecían los juegos de Game Boy. Otros teléfonos podían reproducir juegos similares y mejores a los vistos en N-Gage y sin formato físico. Los grandes desarrolladores de juegos nos tardaron en hacer versiones móviles de grandes títulos de la época como, Driver 3, Vrally o juegos basados en las películas del momento.

Driv3r



Algunos teléfonos ya comenzaban a mostrar gráficos poligonales. Teléfonos como el Nokia N80 ya podía mover algunos juegos "3D".

Un juego en especial fue toda una revolución para los teléfonos, aparecido primeramente en N-Gage y Nintendo DS en 2004 y después fue portado a otros teléfonos y consolas. Hablo de Aspahl Urban GT.




Asphalt supuso una revolución para la industria de los juegos de teléfonos moviles que avanzaban rápidamente pero que con el paso de los años comenzaban a estancarse en tres o cuatro únicos generos, además todas las miradas estaban puestas sobre PSP y DS. Nintendo DS sentaba las bases de los juegos que se podían tocar con su pantalla táctil, algo que no llego a conseguir la ya antigua Game.com, pero todo cambió cuando Apple lanzó su primer Iphone en 2007.

Apple apareció en escena con un teléfono que ya no solo era un teléfono, era un micro ordenador o teléfono inteligente, con una tienda virtual propia donde comprar aplicaciones y obviamente juegos. Llegaron los smartphones.


El Iphone con su sistema operativo iOS ya no era un simple teléfono con un sistema operativo multitarea, era un teléfono que podía llegar a mover gráficos poligonales con soltura y con una tienda digital que aumentaba cada día. Con el paso del tiempo el mercado de los teléfonos inteligentes o smartphone, fue creciendo. Con la llegada del sistema operativo Android y su tienda, el mercado creció aún más. Juegos como Angry Birds captaron la atención de todos los jugadores casuales que se movían por tierras consoleras(Nintendo Wii).


El mercado de los juegos de teléfonos resurgía sacando pecho. Atrás quedaba el Snake, Tetris y la N-Gage, jugar en el móvil es algo normal y para muchos un paso lógico en la evolución de los videojuegos.

Sony, con su PSP vio el negocio de los juegos para teléfonos, vio la enorme burbuja que se estaba comenzando a crear en torno a él y que había pasado desapercibida durante los primeros años de la década del 2000. Sony no lo pensó y lanzó a la venta el Sony Xperia Play con sistema operativo Android 2.3.2 Gingerbread. Con unos gráficos similares a los de PSP, se podían descargar los juegos de una tienda digital propia llamada PlayStation Suit. Al igual que el N-Gage, tenía un teclado dedicado a la experiencia de juego.


En cambio parece que el fantasma del N-Gage sobrevolaba el terminal de Sony, pues fue rápidamente olvidado principalmente por dos cosas. Primero, Sony dejó de actualizar su sistema operativo alegando que podían dar una versión estable del sistema operativo nuevo(Android Ice Cream Sandwich 4.0) y segundo un escaso catálogo de juegos. 

Juegos que han sido super ventas en consolas de sobremesa super ventas han comenzado a ser portados a teléfonos móviles, como si fuese una ironía del destino o el fantasma del Hagenuk MT-2000 volviese para reírse.

GTA Vice City HD en un Samsung Galaxy Note 3

Hoy en día los juegos en smartphones son el pan de cada día. Algo que nació como una simple curiosidad en un móvil alemán, hoy mueve miles de millones de dolares diarios y es cuna y lanzadera de desarrolladores independientes. Practicamente todo el mundo lleva un teléfono en el bolsillo y un gran porcentaje tiene algún juego instalado o los usa regularmente. El mercado de juegos en dispositivos móviles comienza a fagocitar poco a poco al mercado de juegos de consolas portátiles, gracias a sus precios, variedad y cantidad. Esto no implica que siempre sean juegos de calidad tanto gráfica como narrativa, durabilidad y jugabilidad. 

En poco más de quince años hemos pasado de esto:

Snakes para Nokia

A esto:

Modern Combat 3 para iOS y Android

Veremos como acaba todo esto, o mejor dicho como continua evolucionando. ¿y tu? ¿eres de los que juegan con el móvil, o lo odias? ¿a donde creéis que llegará todo ésto?


Si te gustó esto, por favor compártelo

2 comentarios :

  1. Al final los juegos del móvil están creados para pasar el rato cuando vas en el metro o esperando a alguien. Así que aunque hayan mejorado mucho, yo creo que era igual de eficiente la serpiente de Nokia que el Candy Crush, si hablamos de entretenerte durante unos minutos

    ResponderEliminar
  2. Siendo dueño de un Sony Xperia U que yo mismo me he encargado de modificar con la certificación necesaria para poder disfrutar de PlayStation Mobile, he de decir que me encantan algunos de los juegos disponibles en el catálogo, sobre todo Super Crate Box. Tanto en PC como en el móvil, es puro vicio. Y la batería me dura hasta dos días, así que los que piensan que jugar al móvil es incompatible con una batería más duradera, que sepan que se equivocan. Eso sí, hay que saber sobre Android y saber administrar bien el kernel para conseguir esos resultados.

    No obstante, me ha encantado este artículo, menuda nostalgia me has despertado (tenía 10-11 años)... He de decir que todavía tengo varios Nokia guardados que siguen intactos (bueno, eran irrompibles, jajaja), entre ellos los modelos 5110, 3210, 3220 (de este al Xperia U sigo conservando la discoteca móvil) y 6100. Algunos de ellos los disfruté mucho con juegos como el Space Invaders II y el Pang, jajaja...

    ResponderEliminar