-->

sábado, 29 de marzo de 2014

Paseando por la EGX Rezzed de Birmingham

Vivir en Reino Unido tienes sus ventajas, algunas de ellas estoy empezando a conocerlas y otras son toda una sorpresa como lo fue este evento, el EGX. No tenía ni idea de que esto existía hasta que mi profesor de animación, nos emplazó allí ayer viernes.

Para los que estén tan verdes como yo, explicarles que la EGX es un evento dedicado básicamente a los juegos indie para PC y consolas, a los últimos grandes títulos AAA que van saliendo, consolas y PC de nueva generación, versiones alpha y/o beta jugables de algunos títulos aún por salir y charlas con desarrolladores.

Otro punto interesante de la EGX es, que el que te enseña el juego en cuestión no es la típica azafata que se aprendió el guión ayer por la tarde con prisas, si no uno de los desarrolladores del propio juego.


Bueno pues ahora que ya todos sabemos de que va un poco el EGX, aquí tenéis mi opinión de mi breve paso por él, pues aunque se compone de tres días yo solo pude estar ayer. Tras una cola de unos quince minutos entramos en el oscuro(y no exagero) recinto, porque
estaba completamente a oscuras con tan solo la luz de los stands.


Al entrar te topabas con un enorme stand de tiendas Game, que era en facto una tienda Game portátil, con sus lineales, zona de segunda mano, incluso con sus vendedores y todo. Junto a ella una enorme fila de Xbox 360 equipadas con el último Fifa te daban la bienvenida.


Yo sabía que la gente que está trabajando en Alien Isolation estaba por allí, y que dejaban probar una demo. La demos en cuestión son en fase alpha y según me contaron se desarrollaba a mitad del juego. Por tanto la dificultad sería algo elevada para empezar a probarlo. Aún así nada mas entrar al EGX fui directo al stand de Alien. Como fan de la saga y en especial de El octavo pasajero, me mordía la uñas, los nudillos y después los muñones por entrar a probarlo.


Tras quince minutos de cola, entré en el enorme stand, una chica muy guapa, ataviada con una camiseta promocional del juego, me preguntó que donde prefería probarlo, Xbox One, PS4 o PC. Lo más lógico habría sido decir en PC, pues posiblemente estuviese más optimizada la demo ahí, pero preferí tirar a todo lo contrario y darle una oportunidad a la versión Xbox One. Pensaba que iba a entrar directo después de la primera cola de quince minutos pero me equivoqué.


35 minutos más me esperaban en la cola de la Xbox One, minutos que me parecieron 35 años más, sumados a una maquina de humo que hacía de la espera un infierno. Al entrar por fin, una sala totalmente a oscuras, un mando de Xbox One, una pantalla de 40 pulgadas y una demo de la versión alpha de uno de los juegos más esperados me esperaban a mí. No dejaban tomar fotografías a partir de aquí, pero os puedo asegurar que el juego es impresionante. Gráficamente me pareció precioso, con innumerables detalles, sin un solo fallo gráfico o textura cargada a destiempo(al menos no noté nada así) sin ninguna textura plana o borrosa. Pude explorar algunas habitaciones antes de vérmelas con el Alien. La atmósfera creada era tremenda, muy similar a la vista en la primera película del Xenomorfo. La sensación de agobio, claustrofobia soledad e indefensa se hacía notar, no cuentas con ningún arma. 

Tras pasar un rato de sala en sala, comenzaron los problemas con el Alien. En el juego no puedes matar al bicho, y si él te ve, no tendrás oportunidad de hacer nada, morirás al primer toque después de una secuencia que varía según la situación. Por tanto en la demo te pasas el rato jugando al escondite con él. 


Por ejemplo, puedes esconderte dentro de una taquilla, pero el Alien no es tonto, y te olfateará, mirará por las rendijas de la taquilla, en ese momento tienes que mantener el LT(en Xbox) pulsado para contener la respiración del personaje y tirar del stick izquierdo hacia atrás, para pegarte al pecho el localizador(su luz y sonido pueden delatarnos) parece fácil pero no sale a la primera, y muchas veces te escondes en taquillas, armarios y demás pensando que será suficiente y el bicho abre la puerta y te da la bienvenida como solo él sabe hacer.


En la demo tenía que hackear varias cosas para abrir una puerta que finalmente no lleva a ningún sitio. Por tanto te hacen ir y abrir otra que es por donde acaba la demo, pero abrir esa puerta, esperar a que abran los cierres y salir sin que el bicho te coja me pareció toda una odisea. Después de una hora probando esa maravilla.

Fui directo a la charla del juego DayZ que daba Dean Hall. Tras más de una hora de cola para entrar a la conferencia, pude conocer que incluirá en poco tiempo ballestas y arcos en el juego. En cuanto al transporte también comentó aparecerán helicópteros, bicicletas, ATV's y utilitarios y que está pensado seriamente en los trenes, barcos y aviones.


También comentó que incluirán animales como osos, lobos, caballos y perros. Se podrán hacer barricadas, usando troncos, puertas y casi todo lo que encontremos para ello.

Tras esto seguimos el paseo por el EGX, Twitch cubrió toda la jornada en directo, como suele tenernos acostumbrados. También había algunos puestos de ridículamente caro merchandising.



La zona central estaba reservada para el retro, en mi opinión la zona más bonita del evento. Las partidas a juegos de los de toda la vida, eran infinitas y la zona estaba totalmente abarrotada de gente. Pude disfrutar de una breve partida a cuatro jugadores en el todopoderoso GoldenEye 64 con la golden gun. Fue como volver a la infancia. Para mí uno de los momentos más divertidos del día. 

Había algunas maquinas desconocidas para mí, como éste aparato que veis a continuación. Es el BBC(British Broadcasting Corporation) Microcomputer System. De este aparato no tenía conocimiento de su existencia, es un ordenador educativo, solo comercializado aquí en Reino Unido. Prometo informarme un poco más y si es posible conseguir uno, para enseñarlo por aquí y que todos lo conozcamos.


Un mostrador lleno de Atari 2600 podía parecer solitario hasta que llegué yo a darle algo de vidilla. El juego que todas las Atari tenían era el Kaboom!! En el cual debes recoger las bombas que un indeseable te tira desde la parte superior de la pantalla ayudándote del Paddle. Simple pero muy  adictivo.


No podía faltar el ZX Spectrum, este tuneado con un disco duro y varios juegos instalados.



Al igual que tampoco podía faltar el Commodore 64...


Una solitaria y asustada Atari 520 ST aparcada en una esquina, con su pesado ratón.


Junto a ella otra Atari, una 65 XE que parecía nueva, con el Mountain King cargado.


Tampoco podía faltar un Commodore Amiga, en esta ocasión era un A1200. Profunda envidia sentí al ver el vetusto ordenador y lo bien que quedaría junto a mi A600.


Las demás mesas estaban plagadas de Super Nintendo, Mega Drive, PSOne, Nintendo 64, Dreamcast, Saturn...



Y algunas otras más "exóticas" como este precioso PC Engine.



Aunque para mi las reinas de la zona retro fueron las mesas de Pinball. En especial la del centro, Fun House.


Las cuales eran totalmente gratuitas, sin limite de partidas, por tanto estuve mas de una hora jugando única y exclusivamente a Fun House, sin importarme mucho Spider Man y el Señor de los anillos que la flanqueaban. El Fan House estaba restaurado y parecía totalmente nuevo.

Estaba como nueva.

Tras el vicio con el Pinball me pase a ver que ofrecían los Indies. Había de todo, no fotografié todo, ni jugué a todo, mucho de ello no me interesaba o simplemente no me llamaba la atención, algunas cosas directamente no tenía ni tiempo para probarlas por culpa de la Fun House y del Alien Isolation.



Había un juego que me llamó la atención por su extraño control. Su creador me comentó que el control era para crear órbitas. Tenías que crear una órbita y cuando estuvieses preparado lanzar un pixel. El juego, llamado Orbitalis, consistía en calcular la mejor órbita para que nuestro pixel no se estrellase pronto, ganaba el que más tiempo lo mantuviese en órbita, yo hice tan solo 14 segundos, el record lo tenía un tío con mas de 45 segundos. Algo que tras probar el aparatito me pareció impresionante.



Girando a izquierda o derecha, cambias el trazo de la órbita, y empujando el mando a delante o atrás manipulas la velocidad. Cuando crees que lo tienes todo listo, pulsas el botón y le rezas a Piccolo para que dures algo más de 14 segundos.


Estuve probando algunos juegos un tanto raros. Por ejemplo había un juego indio muy vistoso llamado Unrest, totalmente 2D pintado a acuarela, que se quedó bajo mi humilde opinión en solo eso en vistoso. Encarnabas a una quinceañera con velo que estaba muy contenta porque iba a contraer matrimonio. Se supone que en el juego encarnas a gente normal con problemas de hambre, inseguridad, falta de libertad etc, el juego se basa en actos y consecuencias derivados de preguntas y respuestas. Según las elecciones que tomes en las interminables conversaciones el juego irá a un lado o a otro. Lo estuve jugando por probar cosas nuevas, por los preciosos gráficos y porque era una aventura point and click con toques roleros y eso me gusta, pero sinceramente, se me hizo pesado, y las conversaciones largas y tediosas y con algunas connotaciones religiosas. Por tanto imaginaros mi cara jugando a eso... fue mi anécdota del día. Pese a todo yo creo que el fallo lo tenía la demo en sí, pues seguramente me equivoque y sea un juego bastante interesante.


Más adelante se abría ante mí un enorme stand de InFamous Second Son. El juego se veía impresionante como ya muchos sabrán. Tras un breve descanso viendo el nuevo inFamous y sus brillantes gráficos continué con los indie.



Maia me dejó un buen sabor de boca, con unos escenarios grandes y unos gráficos preciosos. Inspirado en la ciencia ficción de los años 70's y 80's. Un juego de estrategia god game en el que nos ocuparemos de una colonia espacial.


También pude probar el nuevo Crazy Taxi para dispositivos móviles. Con esto no puedo ser objetivo, pues adoro el original Crazy Taxi, pase muchas horas en la recreativa con su mismo nombre y me pasé toda la generación de 128 bits jugándolo en el cubo de Nintendo.


Cuando me dispuse a jugar el nuevo Crazy Taxi, la desilusión fue inmensa. Tenía claro que la genial banda sonora ya no iba a estar, pero lo que me tiró para atrás fue su horrible control. El juego ha perdido toda la libertad que tenía el original. Tocando a la izquierda o la derecha de la pantalla, cambiamos de carril el coche mientras éste anda solo. Pulsando y arrastrando el dedo en posición vertical usaremos el turbo. Para frenar cuando lleguemos al destino, aparece un pedal enorme que hay que aporrear para que el coche pare. En fin, un juego para dispositivos móviles, que solo comparte con el auténtico Crazy Taxi el nombre.


Tras la desilusión me fui directo al Stand de Sony en el cual había varias PSVita (ninguna Slim por cierto, pese a estar por aquí en venta). Tengo especial interés por esta maquinita pero tengo miedo de encontrarme con un escaso catálogo como me está ocurriendo en Wii-U. Por tanto tenía especial interés en éste stand de cara a lo que en el futuro pueda jugar si me decido a comprar una Vita.

El juego en cuestión fue Luftrauser, un shooter aereo con perspectiva lateral de vistosos y apagados gráficos creado en flash. Con un ritmo trepidante, un sonido interesante y unos gráficos peculiares tenía pinta de ser algo grande, en cambio el control no me terminó de convencer, pues el avión no hace mas que caer y caer y además de luchar, tienes que ocuparte de estar dando "gas" para mantenerlo en el aire. Eso sí, no deja de ser algo diferente y por tanto fresco y bienvenido.




Aprovechando el stand de Sony, probé otro shooter aereo, esta vez en PS4, con un control que me pareció algo tosco pero que obviamente todo sería cuestión de cogerle práctica. Con unos gráficos y un sonido impresionantes, en War Thunder nos ponemos a los mandos de aviones caza de la segunda guerra mundial en batallas multijugador. Tengo que reconocer que por un mal manejo de la cámara no fui capaz de aguantar mucho durante una batalla online, pero el juego se ve enorme y muy bien detallado, dando mucha impresión las dimensiones de los escenarios. Tampoco me fui de vacío del stand, una azafata muy guapa me regaló una camiseta promocional del juego.


También pude probar otro indie para PS4 llamado Super Exploding Zoo. Reconozco que este tipo de gráficos me encantan, me gustan mucho más que los fotorealistas. Las caras y esos ojos de los animalillos no me permitían ni un segundo de seriedad. Super Exploding Zoo es un juego de estrategia en el que tienes que agrupar a varios animales con diferentes ataques en equipos para derrotar a los enemigos antes de que éstos lleguen a un huevo que hay en alguna zona del escenario.



The Swapper, para PS4 también me dejo con la boca abierta con un estilo gráfico que le queda como anillo al dedo a un plataformas/exploración de este tipo. Solo pensar en que un Metroid podría lucir así me llena el cerebro de fantasías.




Tower Fall ascension y el esperado Murdered soul suspect también estaban por allí.


Sinceramente, no quise probar el Murdered, simplemente porque me enfada que este juego aparezca en todas las plataformas incluso PS3 y Xbox 360 pero no en Wii-U, donde veo un gran potencial para este juego con el uso de su característico mando. Como algunos desarrolladores del juego andaban por ahí, preferí no ponerme a jugar y meter la pata haciendo algún comentario por el tema de Wii-U. Pese a todo el juego luce impresionante, mejor de lo que se ve por ahí en vídeos o imágenes, y seguramente lo juegue en mi 360 super slim.


Oculus Rift no podía perderse la EGX, no quise probarlo porque es el mismo prototipo que usamos en ocasiones en clase. El cual me produce mareos con algunos juegos. Fue una lástima no probar el último prototipo con su cámara y todas sus mejoras, las cuales parecen haber resuelto el tema de los mareos, Simplemente no lo tenían allí. Una pena.


Otro juego que me pareció gracioso e interesante fue Dead Pixels 2. Con sus graficos imitando una mezcla de 8 y 16 bits. Un beat'm up 2D mata zombies con el toque de la vieja escuela. Solo por eso conmigo ya gana muchos puntos, pues es un género que parece que estaba desapareciendo.




Para terminar, el juego que al menos por estos lares está más de moda. Titanfall para Xbox One y 360. Las colas para jugar el shooter multijugador en la nueva consola de Microsoft eran interminables. Se organizó una partida online entre todos los jugadores del stand.


En fin eso fue todo. Obviamente me dejé muchos juegos, pero solo contaba con unas cinco horas para ver todo y aunque probé otras muchas cosas, no tuve tiempo de sacar muchas más fotos. La cantidad de juegos era ingente, muchos de ellos ni siquiera salían en el planning oficial de la pagina web del evento. Yo no tenía ni pase de prensa ni me pagaba ninguna desarrolladora ni nada, fui pagando mi entrada y el poco tiempo con el que contaba minó mis ganas de poder enseñaros más y más o entrevistar a algún desarrollador con más profundidad. Recordar también, que no analizo juegos, por tanto las opiniones vertidas aquí son totalmente personales y no pretenden ser un análisis. Pese a todo espero que os guste este pequeño reportaje de un evento que no conocía en absoluto pero del que me voy a hacer un asiduo y el año que viene tendréis un reportaje mayor y mejor.

Para todo el que tenga ganas de ver algo más sobre el evento AQUÍ tenéis la pagina oficial con los juegos allí presentados.



Si te gustó esto, por favor compártelo

0 comentarios :

Publicar un comentario