-->

martes, 14 de octubre de 2014

Commodore-16 1984

Durante los años ochenta los microordenadores estaban en alza. MSX, Commodore, Amstrad o Sinclair son solo algunas reconocidas marcas que se dedicaban a fabricar estas maravillosas máquinas, llegando hasta la primera mitad de los noventa e incluso a día de hoy con una gran cantidad de fieles seguidores seguidores y programadores.


Como ya comenté en el análisis del Commodore Amiga 600, yo soy mas bien novato en estos menesteres. Siempre me he dedicado más a las consolas y ahora poco a poco voy descubriendo y aprendiendo este mundillo que no solo tiene que ver con videojuegos.

El ordenador que hoy nos ocupa es algo más viejo, unos ocho años más viejo para ser exactos. Nos encontramos con un ordenador que como su nombre indica es de 16KB de RAM aunque es ampliable hasta los 64KB.

Hoy en día parece mentira que un ordenador haga tantas cosas con tan solo 16KB de RAM pero en aquella época se sabían exprimir . El ordenador apareció en
1984 para remplazar al VIC-20(aunque no es mucho más superior a éste), se vendía como una opción para los usuarios novatos que quisieran comenzar en el mundillo de los microordenadores y en la programación BASIC.

El Commodore 16 trae instalado el Basic 3.5 como sistema operativo que ocupa 4KB de sus 16.

El pequeño "16" es el menos conocido o menos popular de estas maquinas de la línea Commodore, simplemente la mayoría tiene más en mente el VIC-20 o el Commodore 64. El 16 como sabemos se situaría en un termino medio tanto en potencia como en precio.

Un C16(izq), C64(centro) y VIC-20(der)

El Commodore 16 recuerda en forma y tamáño a sus hermanos el VIC-20 y al C64. En un tono oscuro con las teclas blancas, todo el ordenador se encuentra en la estructura que compone el propio teclado, haciendo de éste aparato algo pequeño y fácil de transportar.



El C16 necesitaba de una unidad a parte para cargar juegos y programas. Pese a ser compatible con disketeras, al ser considerado un modelo "low cost" se hizo más popular el uso de caseteras por su precio. Caseteras que Commodore llamaba Datassette las cuales eran bastante más lentas cargando los programas que una disketera convencional de la época.




Por el momento en mi colección solo cuento con juegos en formato Cassette. Generalmente en la contraportada de los Cassettes venían las instrucciones en diferentes idiomas.


El C16 también tiene un puerto para cartuchos al igual que sus hermanos el VIC-10 y el C64 pero no comparte el "user port" que en el Commodore C64 se solía usar para el módem y otros dispositivos. Los cartuchos para el C16 no han sido muchos ni tampoco han trascendido mucho. Posiblemente el más curioso es el llamado C-16 TUTOR, que te enseñaba a usar el propio C16 y el Basic. Yo ando buscando uno para añadirlo al museo.





Éste cartucho traía algunas cositas interesantes, como un procesador de texto, algunos juegos simples, una hoja de calculo y algunas cosas más que hacían de la interface del C16 algo más atractivo. Si encendemos el C16 sin éste cartucho lo único que podremos ver será una pantalla en blanco bordeada en color rosa con la información del BASIC que tenemos y el espacio libre en memoria. En ésta pantalla tendremos que hacer todo a base de escribir código, incluída la carga de una cinta o disket.


Si miramos el C16 desde la parte trasera vemos el gigantesco puerto para estos cartuchos. Justo a su derecha tenemos la salida de vídeo mediante RF con el que podemos conectar el ordenador a cualquier tipo de televisión y después sintonizarlo como si de un canal se tratase.


Justo a la derecha del RF podemos ver dos conectores DIN, el primero es para el cable de vídeo RGB obviamente mucho más a tener en cuenta si lo comparamos con la señal de vídeo que sale por el RF. Junto a esta conexión tenemos el "Serial" por el que podemos conectar una impresora.


En la parte más a la derecha vemos un pequeño conector DIN, en éste conector pondríamos la disketera o en mi caso el Datassette.


En el lateral izquierdo no hay nada, pero si miramos con atención el lateral derecho veremos unas cuantas conexiones más.


En la parte mas izquierda vemos dos mini DIN que son para conectar un par de Joysticks. Junto a estos vemos un botón pulsador de color gris claro, su función es el de resetear la maquina. Junto al reset vemos el interruptor de encendido y la toma de corriente.



El frontal es famoso gracias al VIC-20 y posteriormente al C64. Es prácticamente igual al de éstos, salvando ligeras diferencias y el nombre en la parte superior grabado en una pieza metálica.


Por la parte trasera no hay nada que destacar, vemos el numero de serie en la parte central, varias rejillas de ventilación y cuatro enormes peanas de goma.


En la parte superior del frontal tenemos un indicador que se ilumina en rojo para indicar que el ordenador está funcionando. Ése es el único indicador luminoso que tenemos en toda la maquina. No hay ningún otro que nos indique que está cargando una cinta o diskete ni nada parecido.


Los símbolos grabados en el teclado están orientados a programar en BASIC, también podemos ver que las teclas F1, F2, F3 ETC... que solemos tener hoy en día en la parte superior de nuestros teclados aquí están en una columna aparte en la zona derecha.



Como podéis comprobar el teclado tiene algunas variaciones en la disposición de sus teclas en comparación a los que tenemos hoy en día. El lugar que hoy en día tiene la tecla SHIFT es para la tecla  RUN/STOP pasando la tecla SHIFT a estar junto a la barra espaciadora. La tecla CONTROL pasaría a estar donde se encuentra hoy en día el tabulador y también podemos ver que hay teclas especificas como la marcada con el logo de Commodore que tiene diversas acciones.


Si deseas ver como es éste pequeño por dentro, solo tienes que echar un ojo AQUÍ.

El C16 nació ya algo anticuado si miramos otros modelos similares de la competencia, o miramos directamente el VIC-20. Tiene un procesador 7501 que puede soportar una ampliación de hasta 64KB. Como comenté anteriormente el RAM es de 16KB(16.384 bytes) pero la ROM donde reside el sistema operativo BASIC 3.5 es de 32KB(32.764 bytes). Como podemos ver la ROM es algo mayor a la que tiene el C64 (algo bueno tenía que tener ¿no?) La ROM se encarga junto al chip TED 8360 de comandar el sonido y los gráficos con una resolución de 320x200 pixels y 121 colores. En cuanto al sonido, cuenta con sonido de dos canales.

Ha día de hoy continua siendo una buena manera de aprender BASIC. Tenemos que tener en cuenta que pese a que hay pocos, al no ser un modelo popular se puede conseguir relativamente más barato que un C64. En mi caso no conseguí el cartucho tutorial, pero tuve la suerte de que venían incluido en el precio los manuales del propio C16 y una guía de BASIC que me ha venido muy bien para comprenderlo mejor.


Por desgracia podríamos decir que este modelo y el Commodore 116(un modelo low cost del C16) serían la oveja negra de la familia. Pues no tuvo mucho apoyo ni por parte del público ni por parte de la propia compañía, volcando sus esfuerzos mucho más en el C64 y relegando al 16 a algo simplemente para aprender a usar BASIC, un juguete para novatos sin muchas más miras.

El C116 era un simple C16 con otra carcasa y algo más pequeño.
Las teclas fueron sustituidas por una membrana de teclas de goma al igual que en el ZX Spectrum.
Se vendió exclusivamente en Europa durante los años 1984 y 1985.

Una auténtica pena porque el ordenador está muy bien y podría haberse aprovechado mucho más y mejor. Pese a todo hoy en día yo lo considero una pieza de colección, no está muy visto y la mayoría de la gente que lo ve lo confunde con el C64 y se sorprende cuando ven el 16 junto al logo. Encontrar juegos y programas para él fuera de la red me está suponiendo una odisea eso sí. Afortunadamente cuando me hice con él tuve algo de suerte y conseguí algunos juegos.




MI VEREDICTO...

Pues una vez más es solo recomendable para los muy coleccionistas. No es fácil dar con uno en buen estado y después no es fácil conseguir programas, cartuchos y juegos. Es más sencillo conseguir un C64 y hay mucho mas software para él. En cambio si tu deseo es más el de trastear con el BASIC que con los juegos, el C16 cuenta con BASIC 3.5 y es una opción muy a tener en cuenta. Además es ampliable hasta los 64KB.

En mi caso es básicamente para trastear el BASIC a un nivel muy básico y principalmente para jugar. Los juegos son simples y no se ven tan grandiosos como en el C64 pero son muy adictivos.

Para cargar los juegos uso el Datassette pues el formato de mis juegos es en cintas. Tuve que regular el Datassette pues no funcionaba inicialmente, para ello gire a tope el tornillo de regulación y después intentaba cargar una cinta con tan solo un cuarto de vuelta de tornillo. A base de cuarto de vuelta más carga y tras casi una hora y media conseguí dejar totalmente regulado el Datassette. Ahora carga realmente rápido, dentro de sus propios márgenes claro.


Existen numerosas páginas relacionadas con el mundo Commodore bastante interesantes. Una que me ha parecido realmente instructiva es Commodore Spain, donde se puede encontrar una gran cantidad de información acerca de todos los modelos de Commodore existentes.


Fuente de las imágenes: Mias propias y Google Images


Si te gustó esto, por favor compártelo

1 comentarios :

  1. Muy bueno! Después de este gran reportaje sobre el Commodore ya no podrás llamarte "novato" ;-). Ah y muchas gracias por la mención! A greeting!

    ResponderEliminar