-->

viernes, 12 de diciembre de 2014

Microvision y PSVita 35 años de diferencia

Recientemente adquirí una MB Microvision. Para los que no la conozcan estoy trabajando en una entrada con su análisis, pero para resumir un poco, se caracteriza por ser la primera consola de videojuegos portátil en tener cartuchos intercambiables de juegos y que además son visualizados en una pantalla Dot Matrix.

Como da la casualidad que cuento con esta consola con su famosa peculiaridad y que además tengo la última también con juegos en formato cartucho... bueno tarjeta, la PSVita, me he propuesto hacer una pequeña comparativa para que podamos ver mejor como ha cambiado todo desde 1979. 

Vamos a comenzar por la característica más significativa de la primera consola, la posibilidad de cambiar de juego mediante cartuchos. En Microvision, los cartuchos formaban parte de la mitad de la consola en sí. Pues el cartucho de juego incluía los botones y la CPU. En cambio en la PSVita tenemos unas finas tarjetas de memoria flash de 4GB de capacidad.


LOS JUEGOS Y SUS CAJAS:

Como todos sabemos los juegos de PSVita en versión física, vienen en unas mini cajas de plástico similares a las de DVD pero mucho más finas y pequeñas. En cambio los juegos de la Microvision vienen en cajas de cartón de dos piezas, similares a las de los juegos de mesa o puzzles de MB.


Por dentro vemos que en PSVita se tira por el minimalismo, con un hueco con pulsador para albergar nuestro cartucho de juego y generalmente con la ausencia
de instrucciones en formato físico. Por otro lado vemos como en los juegos de Microvision, el interior tenía otra caja aterciopelada para albergar el enorme cartucho y protegerlo de arañazos.


El cartucho de la Microvision es enorme, pero hay que tener en cuenta
que es la mitad de la consola.

Las instrucciones siempre solían componerse de dos o cuatro páginas. Mientras en los juegos de PSVita generalmente tenemos las instrucciones en formato digital, relegando las hojas del interior a publicidad o códigos de descarga, en Microvisision tenemos escuetos pero detallados manuales de instrucciones en color.


Hoy en día se nos remite a la web de turno para casi todo.


En la época de Microvision se ponía especial atención en explicar a los usuarios que siempre había que apagar el sistema si no se usaba.



Por la parte trasera en los juegos portátiles de hoy en día, como en PSVita, vemos que se sigue usando el mismo sistema que se utilizó por primera vez en la Microvision. La cual ya copiaba el estilo de las cajas de juego de Atari 2600. Me refiero a ilustrar el juego con pequeñas anotaciones para que el comprador supiese que es lo que tenía entre manos en la tienda. Esto puede parecernos una tontería hoy en día, pero en aquella época no había juegos para portátiles.


El lateral de las cajas de juegos de PSVita es similar a de las cajas de DVD. En las cajas de juegos para Microvision el lateral es más similar a los juegos de mesa que lanzaba MB, con todos los logos y el nombre repetido por las cuatro caras. Además cada juego estaba numerado(el catálogo completo de la Microvision cuenta con tan solo doce títulos de los cuales solo uno estaba licenciado, el de Star Trek).

Las cajas de Microvison remarcaban que el juego era intercambiable
y que la consola se vendía por separado.

Dejando de lado las cajas de los juegos vamos a centrarnos en lo que supuso el comienzo de todo esto con la Microvision. Los juegos intercambiables. PSVita cuenta con unas tarjetas similares a las SD pero algo más finas, las cuales llevan una pegatina con la iconografía del juego en cuestión. El juego está grabado en ellas y la PSVita accede a los datos y los reproduce.

Por otro lado tenemos a la pionera Microvision, en la que los juegos eran la mitad de la consola literalmente. La CPU estaba incluida en cada cartucho, también lo estaban los botones, pero no el mecanismo de éstos y el protector de la pantalla. Además el propio cartucho era el encargado de cerrar el circuito eléctrico de la Microvision, por tanto sin cartucho de juego, la Microvision no se podía encender.


En PSVita tenemos una robusta tarjeta con sus contactos bien protegidos y forrados en oro. Por otro lado en Microvision tenemos unos contactos sin bañar en oro y altamente delicados. Además los cartuchos no estaban protegidos contra descargas electrostáticas, por tanto con el simple hecho de tocarlos con el dedo y que diese la casualidad de que le diésemos una pequeña descarga electrostática estropearíamos el cartucho para siempre.

Para evitar esto, los contactos vienen protegidos con una trampilla de plástico que se cierra mediante un muelle y se abre al introducir el juego en la consola. Se puede apreciar esa trampilla abierta en la imagen inferior.


Los cartuchos de juego de la Microvision traían diferentes configuraciones de controles según el juego. Esas teclas pulsaban en una membrana del frontal de la consola. Todo eso podréis verlo mejor en el análisis de la Microvision.

El último cartucho de juego descansando sobre el primero,
en tan solo 35 años se ha evolucionado mucho.

Ya hemos visto como eran y son los cartuchos de juego. Ahora pasemos a los sistemas en sí. Ambos revolucionarios en sus correspondientes épocas y paradójicamente ambos poco vendidos y poco valorados por diferentes cuestiones.


LAS CAJAS DE LAS CONSOLAS:

Al igual que con los juegos vamos a comenzar con las cajas. Para empezar las dos son rediseños de la primera consola. La PSVita es la Slim y la Microvision es la versión europea con algunos cambios respecto a la primera de América, como los botones o el logo. En ambas cajas se opta por colocar una imagen del sistema, del logo de éste y el de la compañía fabricante. En el caso de Sony se opta por el minimalísmo al que nos vienen acostumbrando desde hace tiempo, por otro lado en la caja de Microvision se trataba de aprovechar cualquier hueco para explicar que tenía de especial esa maquina en comparación a las demás. El intercambio de juegos.


La caja de la Microvision sigue la misma línea que las de los juegos. Una caja de cartón en dos piezas similar a la de los juegos de mesa de MB. Por parte de Sony y su PSVita se opta por una imagen del canto de la consola para el canto de la caja.


Por la parte trasera de la caja se sigue haciendo hoy en día lo mismo que hace 35 años. Enseñar algunos juegos y características especiales de cada sistema.


Por parte de PSVita nos enseñan la compatibilidad entre ésta y PS3/PS4, su panel trasero táctil, su pantalla táctil, la realidad aumentada, la conexión a Internet, cámaras etc, todo acompañado de imágenes de algunos juegos.


Por parte de la Microvision vemos que ya se comenzó en 1979 haciendo ésto. Enseñar varios juegos y explicando en que consiste cada uno de ellos y lo más importante, las características que hacen única esa máquina por encima de las de la competencia. Los cartuchos intercambiables, la pantalla Dot Matrix o el uso de dos pilas de 9V.


La caja de PSVita es en realidad la funda para la auténtica caja, la cual es totalmente blanca como podéis ver en la imagen inferior.


Dentro nos encontramos con la hoja de realidad aumentada, el manual, el manual rápido, tarjetas con códigos de descarga, suscripción al Plus, hojas de garantía etc. Además al igual que la Microvision, trae un juego incluido, bueno en mi caso varios juegos en la tarjeta de memoria y varios códigos de descarga para otros tantos.


Echando un ojo al interior de la caja de la pionera Microvision nos encontramos un manual de uso que además incluye las instrucciones del juego incluido el Block Buster(un clon de Arkanoid). La hoja de la garantía y una funda de piel sintética(en los 70's y principios de los 80's todo venía con fundas de piel sintética). La caja incluye otra dentro en color rojo y forrada de terciopelo o flock igual que las cajas de los juegos para que la maquina no se arañe.



LAS CONSOLAS:

Aquí están los dos sistemas, 35 años de diferencia entre ellos. El primero con cartuchos intercambiables y el último. Ambos apuestas arriesgadas que no han salido del todo bien. Microvision tuvo una vida corta, desde 1979 a 1982 cuando fue descontinuada. Tengamos en cuenta que el crash del videojuego llegó en 1983. Afortunadamente Sony no ha descontinuado la PSVita que poco a poco, parece que va levantando el vuelo.

Microvision con su pantalla Dot Matrix de tan solo 16x16 de manufactura artesanal, sus controles similares a los de sobremesa y la posibilidad de cambiar los juegos supuso una revolución que vendió ocho millones de unidades. Por desgracia se fue desinflando con el paso del tiempo.

PSVita también revolucionó el mercado con sus poderosos gráficos, su magnifica pantalla, y la incorporación de su pantalla táctil trasera, además de otras características. PSVita también comenzó con buen pie y se fue desinflando con el tiempo por la falta de juegos. Algo similar a lo que ocurrió con la Microvision. Además ambas trataban de emular la experiencia que las consolas de sobremesa nos dan.

Todo ha cambiado mucho en estos 35 años, pero dejando a un lado el software y la obvia diferencia en hardware entre ellas, si nos limitamos simplemente a lo visual, podemos ver como hemos ganado en ergonomía, número de botones, ligereza, podría decir portabilidad(aunque PSVita es algo grande), calidad y tamaño de la pantalla, consumo y autonomía.


La Microvision usa dos baterías(los últimos modelos una) de 9V, que la otorgan un peso extra y solo ofrecen una hora y media de autonomía. Esto ha cambiado mucho con la batería de litio recargable de PSVita, que sin tener una gran autonomía podemos cargarla las veces que queramos y por supuesto dura más de una hora de juego.


La diferencia de tamaño es considerable teniendo en cuenta que la PSVita no es pequeña precisamente, de todas maneras en estos 35 años hemos visto portátiles realmente pequeñas como por ejemplo Game Boy Micro. Ergonómicamente se ha evolucionado mucho para bien afortunadamente, hay que reconocer el mérito a Microvision por ser la pionera en muchas cosas, pero su ergonomía deja mucho que desear, tener una mano por encima de la otra mientras sujetamos toda la consola no es cómodo precisamente y menos si llevamos una sesión de juego relativamente larga. También hay que tener en cuenta que las sesiones que se pueden dar a los juegos de Microvision no suelen exceder los cinco minutos.


Al igual que la Odyssey o la Atari 2600 la Microvision tenía un Paddle que se usa en casi todos los juegos. Es de una calidad bastante decente, pero por culpa de la pantalla con tan solo 16x16 pixeles, no se podía ser muy preciso con el, con un leve giro nuestra raqueta en el BlockBuster pasaba a toda velocidad de un lado de la pantalla al otro, haciendo que la jugabilidad en casi todos los juegos sea ardua y desesperante.


Por otro lado en PSVita contamos con los famosos dobles stick que paradójicamente también son muy sensibles al movimiento, de todas maneras hoy en día podemos variar la sensibilidad de éstos en los propios juegos.


Aquí vemos junto al botón de encendido/stand by de PSVita sus leds indicadores. Junto a ésta la Microvision y su interruptor de encendido tipo pasador. Microvision no tiene ninguna luz que indique que está encendida. En cambio un chivato sonoro suena cada vez que la conectemos para avisarnos, eso sí, siempre que tenga un juego contectado.


Las pantallas han cambiado mucho en 35 años. En la Microvision tenemos un vetusto LCD Dot Matrix de manufactura artesanal de 16x16. Por culpa de una fabricación precaria y prácticamente artesanal, este LCD no se sellaba como es debido y no en un ambiente estéril. Esto dio lugar al mal endémico de esta máquina, la pantalla se va pudriendo lentamente por dentro sin que podamos remediarlo. Esto y el vertido del liquido dentro del cristal es algo normal, siendo todo un reto para cualquier coleccionísta el dar con una unidad que aún funcione(yo tuve suerte).

Por otro lado tenemos la PSVita, la videoconsola portátil con la mejor pantalla de todas las que se han hecho hasta la fecha. Pantalla OLED táctil, con una resolución de 960x544, un tamaño de cinco pulgadas en 16:9 y 16 millones de colores.


La gran característica de Microvision era la de poder cambiar de juego manteniendo la misma consola. Recordemos que en aquella época solo había portátiles basadas en puntos de luz, VFD y posteriormente LCD estilo Game & Watch y todas ellas eran "mono juego". Parece mentira, pero 35 años después la idea continúa. Es cierto que ha sido evolucionada y que cada vez está dejando mas paso al formato de descarga digital, pero ahí esta.


Mientras que en la primera máquina el juego era la mitad de la misma consola...


...hoy en día tenemos tarjetas diminutas con varios gigas de capacidad y juegos en alta resolución, que poco a poco van dejando paso al formato digital.


35 años de diferencia entre la primera y por el momento la última consola. Comparar los juegos y todas las características técnicas de una y de otra sería ridículo por cuestiones obvias. Por tanto más que una comparativa, diría que se trata más de un reencuentro de Microvision con su futuro. Pese a los problemas que la consola de MB arrastra y las pocas unidades que quedan operativas, ahí está, dando todo como el primer día. Espero que dentro de 35 años también siga funcionando mi PSVita y podamos compararla con una tercera máquina (que de haberla) no puedo ni imaginar en mis mejores sueños.


Si tú tuvístes una Microvision en los ochenta, sería interesante conocer como ves las nuevas portátiles ahora. Abajo tenéis la zona de comentarios para compartir experiencias!

Microvision y PSVita, la primera y ¿la última?

0 comentarios :

Publicar un comentario