-->

jueves, 20 de agosto de 2015

Un año con el Oxelo Town 7

Queda poco mas de semana y media para que mi Oxelo Town 7 cumpla un año de servicio a mi mando. Algunos de vosotros me habéis pedido que resuma un poco como le ha ido sentando el paso del tiempo y del uso al Scooter. En esta entrada vamos a ver todos los puntos de desgaste y seguro que a más de uno le vale para dar el paso y adquirir uno de estos o similar o para descartarlo por completo.



Muchos kilómetros rodados...

Ha pasado un año y el pequeño patinete ha rodado mucho y a diario. Un paseo de 3,5 kilómetros cada día de ida y otros tres y medio de vuelta suman siete kilómetros diarios. Cada paseo de 3,5 kilómetros tardaba en hacerlo unos 20 o 25 minutos, dependiendo de la climatología y aquí llueve mucho. Estos trayectos los hacía cuatro días por semana y no estoy contando los paseos en fin de semana de forma sosegada y por placer. Por tanto se le han hecho unos 28 kilómetros por semana como mínimo durante unos nueve meses. esto suman más de mil kilómetros recorridos en nueve meses. El terreno rodado era
diverso. Con amplias zonas asfaltadas durante el trayecto que se combinaban con zonas adoquinadas de diversos materiales. Algunas de estas zonas eran realmente resbaladizas en mojado, no así el asfalto que pese a ser algo resbaladizo en mojado con este tipo de ruedas, lo era menos que algunas baldosas y por supuesto tapas de alcantarillas.

El desgaste de las ruedas del Oxelo Town 7 ha resultado ser bastante regular y lento pese a los kilómetros realizados. Tengo que confesar que son unas ruedas nefastas para rodar en mojado y me quedo corto. Resbalan y cuando digo resbalan es que resbalan de narices, son comparables a ponerse a rodar por el hielo. En mojado si frenas patinas, si giras patinas, si aceleras mucho patinas y si vas muy lento patinarás a la minina y besarás el suelo. He sufrido muchos resbalones y he salido airoso de todos eso sí. No he caído ni una sola vez, simplemente teniendo sangre fría, reflejos y buen equilibrio además de algo de suerte. Es más, he llegado a juguetear con algunos de ellos, aprovechando derrapes y frenando con un pequeño derrape. Una vez que controlas un poco su inestabilidad en mojado puede llegar a divertir, por supuesto sin llegar a perderle el respeto o te las verás con el suelo.

Curiosamente solo me caí una vez y fue con el suelo seco. A finales del año pasado la rueda delantera entró en una grieta del camino frente a una gasolinera. Cada día pasaba por allí y por muchos desperfectos del camino y siempre los he visto y he tenido cuidado, pero ese día un coche salió de la gasolinera sin mirar y yo tenía dos opciones, o me comía al coche o pasaba por la grieta, a esto hay que sumar que era cuesta abajo y yo iba deprisa. Lo que ocurrió fue que la rueda delantera entró en la grieta del suelo, se bloqueó, el scooter dio un par de vueltas en el aire y yo me fui de morros contra el suelo.

Afortunadamente no pasó nada, que no fuesen un par de puntos en la barbilla y un cabreo de cuidado por perder un día en el hospital. En cambio pese a la galleta el Scooter no sufrió ni un solo daño.

Después de más de mil kilómetros de uso, los rodamientos de las ruedas empiezan a fallar. El trasero va bien. La rueda gira de forma constante y sin esfuerzo, pero el delantero va algo forzado y he tenido que lubricar el eje varias veces. Tocará abrirlo, ver que pasa y poner otro rodamiento. Por la forma que tiene de sonar y girar, está claro que se está devorando a sí mismo por culpa del óxido. Si conduces siempre sobre seco tal vez te dure más que a mi.


En cambio en la parte trasera ha aparecido un problema diferente. El freno se está desgastando muy rápidamente. Por supuesto esto es algo totalmente normal y no quedará más remedio que cambiarlo seguramente en un año o tal vez dos, ya que este año no haré tantos kilómetros.

El freno ya ha perdido más de 5mm de metal.

Otro problema en la parte trasera es el desgaste de la pintura en la parte superior del freno. 


Esto lo provoca el cierre del manillar cuando plegamos el Scooter. Esto sucede desde el primer día, pero con el paso del tiempo se va acentuando. El freno a fin de cuentas habrá que cambiarlo y tendremos toda esa zona nueva entonces, pero para mitigar un poco eso, recomiendo pegar sobre el freno algún taco o lámina de goma fina o algo así.

Según pliegue el manillar no solo se desgasta la pintura del freno, también
la del cierre del propio manillar.

Otro defecto por desgaste a tener en cuenta son las cuñas de plástico para las bisagras de los cierres. Como puedes ver en la imagen se van desplazando, llegando a partirse de un lado por el uso. Desconozco si se venden a parte para poder ser repuestas.


Algunas de estas "cuñas" llegan a desprenderse por desgaste. En la parte superior del manillar, vemos el cierre para las empuñaduras. Si te fijas en la foto, veras la cuña de plástico del lado izquierdo algo ladeada y la del lado derecho es inexistente. Se perdió vete a saber cuando y donde. Por culpa de ello, la bisagra comienza a desgastarse y se ve claramente que falta pintura.


La pintura de las empuñaduras del manillar también se ha ido desgastando. Esto es bastante lógico pues he plegado y desplegado el Scooter por esa zona al menos dos veces por día durante este año. Cuando llego a casa, suelo dejar las empuñaduras puestas. 


Contrariamente a lo que algunos usuarios escriben en foros angloparlantes por la red, los amortiguadores me siguen funcionando de maravilla. Recordemos que este modelo tiene uno delante y otro detrás. Como es lógico este desgaste depende del uso que le demos y de lo cuidadoso que seamos con ellos. Yo en los bordillos de las aceras suelo bajarme y levantar a pulso el scooter, pero suelo pasar por las zonas bajas preparadas para bicicletas y sillas de ruedas. Por supuesto no doy saltos ni uso el scooter para hacer acrobacias porque no es su función.

El amortiguador trasero sobresale de la tabla. Es un defecto de diseño que comenté
en la entrada principal hace un año. En ocasiones roza con cosas y esos roces
los podéis ver en el muelle. (El óxido es superficial, esto es Inglaterra...)

En cambio por la parte superior vemos que el muelle se encuentra perfectamente sin un solo arañazo. Está algo sucio pero esa es una parte un tanto inaccesible para limpiar cómodamente.


La tabla tiene algunos arañazos por la parte inferior. Algunos son lógicos, porque cuando lo plegamos, esa parte totalmente desnuda toca con el suelo y se araña. Otros son producto de piedrecitas y otras mierdecillas que encontremos por la calle que son levantadas por la rueda delantera y nos van estropeando la base. Pese a todo la pintura aguanta bien el trote y el chasis como podéis ver es una piedra.


En los costados de la tabla venían unas pegatinas, que con el paso del tiempo se han ido desprendiendo. Puede ser por el roce del pantalón o por las duchas cuando llueve o tal vez por ambos. Aún no se que fue de esas pegatinas.


La lija antideslizante de la tabla presenta este buen aspecto después de mil kilómetros. Aguanta mucho, es de gran calidad. No puedo decir lo mismo del calzado, pues el uso del Scooter en éste tiempo ha acabado con dos pares de zapatillas y unas botas de montaña en la basura.


El Oxelo tiene una cinta para poder echarlo a la espalda cuando lo pleguemos. La pudisteis ver en la primera entrada. Yo no suelo llevar la cinta porque no la uso, al echar al hombro el patinete, éste suele mancharte con las ruedas, por tanto cuando entro a algún sitio lo pliego y lo llevo en la mano. Las argollas que aguantan esa cinta desgastan el plástico del guardabarros delantero. Esto es por la vibración cuando vamos desplazándonos. He optado por guardar la cinta para evitar esto y porque como comento apenas la uso.


Por lo general y como puedes ver en las fotos, el resto esta en perfecto estado. Los guardabarros funcionan a la perfección cuando llueve, desplazando la suciedad por debajo del Scooter y no contra la pierna. La pintura en general está perfecta al igual que el 90% de las pegatinas. El fuelle de goma que protege el amortiguador delantero está como nuevo, sin ningún tipo de raja ni tampoco se ha cuarteado. Las empuñaduras del Oxelo son duras y transmiten mucho las vibraciones. Esto puede ser molesto y cansa las manos. Yo uso guantes con almohadillas para mitigar ésto y van muy bien, pero recomiendo comprar unas empuñaduras más confortables que eviten la vibración.




Mantenimiento y consejos:

Suelo ser muy cuidadoso con los medios de locomoción que tengo, Scooter, patines, bicicletas, coche etc... Cuando los uso mi vida y la de los míos depende de ello, por tanto suelo mantener al día todos mis cacharros, repararlos yo mismo si hace falta o llevarlos a un experto si se escapa de mi comprensión(ni os imagináis lo obsesivo que soy con mi coche). Un buen mantenimiento alarga la vida de estas cosas además de darnos seguridad y de evitarnos accidentes tontos. La limpieza aunque parezca que no, es una gran mecanismo de prevención. Si mantenemos limpio y engrasado nuestro Scooter, todas las piezas funcionarán perfectamente, sin trabarse y sin darnos fallos imprevistos. Yo suelo limpiar a fondo el Oxelo cada dos usos, o cada vez que llueve. Tal vez pienses que es mucho, pero en mi opinión está bien, más teniendo en cuenta que aquí con la humedad todo se oxida y deteriora muy rápido, además al lavarlo periódicamente puedo observar con antelación averías.

Los aprietes de los tornillos también son muy importantes, yo suelo revisar todos los aprietes una vez al mes. También es bueno engrasar periódicamente el eje de la rueda delantera, sobre todo si no hemos cambiado el rodamiento de fábrica, el cual no va sellado y se va llenando de agua y suciedad.

Por último recomendar el uso de casco, sobre todo con uso a diario y más si cabe si vamos por el carril bici. Ya se que es un auténtico coñazo, no se fuera de UK pero aquí no es obligatorio, pero lo veo necesario simplemente por las velocidades que esto alcanza. El diámetro de la rueda es grande y gracias a eso podemos avanzar mucho con una sola zancada y poco esfuerzo. Con el paso del tiempo sin darnos cuenta vamos cogiendo confianza y moviéndonos cada vez más rápido, rebasando los 20 o 25 km/h facilidad. Una caída a veinte por hora es ya importante. El casco de bici es una buena opción y si lo sueles usar a menudo no tendrás problema. Yo prefiero los cascos de patinar, me gusta más su diseño y en color negro pasan desapercibidos.



En conclusión:

Tengo sentimientos encontrados con mi Oxelo Town 7. Por un lado me encanta su versatilidad, su poco peso y el confort que ofrece la suspensión. Pero por otro lado echo en falta más seguridad sobre mojado, todo por culpa de las ruedas que monta. Patina mucho y aquí llueve casi todos los días. Colocar ruedas neumáticas es una opción, pero tengo que modificar parte del manillar y no se como quedaría la parte trasera y su amortiguador, porque los neumáticos son más anchos. A eso habría que sumar un aumento de peso. Tal vez se vendan neumáticos con un diámetro y grosor similar al que usa de fábrica, tendré que investigar.

Los Scooters eléctricos son una gran opción, y cuanto más he usado el mío más he querido uno eléctrico. Básicamente porque se suele llegar sudando a cada cita, no hace falta decir que eso es algo asqueroso y los que van en bici lo saben bien. Con ésto se hace mucho ejercicio, pero mucho, aunque con el paso del tiempo cada vez se va ganando más fuerza y aguante y vamos sudando menos. Cada vez es más normal que llegue totalmente seco a todas partes a no ser que llueva.

Si es tu primera vez con esto, prepárate físicamente, los tobillos por norma general los tenemos delgados y débiles. Después de unos días usando el Scooter notaras un horrible dolor en ambos, amigo! son agujetas. Obviando el dolor y si se sigue usando el Scooter, los tobillos se fortalecen y empujarás el Scooter como si fuese una pluma.

Lo recomiendo al 100% este modelo u otros, sobre todo los eléctricos si te puedes permitir el desembolso extra, por aquí suelen venderse desde las £300 los modelos de adulto y "buenos". La bici es una gran alternativa, pero con uno de estos podrás entrar por lugares donde la bicicleta no, y no tendrás que preocuparte de dejarlo en la calle cuando entres a algún sitio.


Si te gustó esto, por favor compártelo

7 comentarios :

  1. Gracias por currarte estas entradas. Estaba pensando en comprarme un patinete y esta información es de mucha ayuda.

    ResponderEliminar
  2. Mola, yo tengo un modelo bastante más arcaico, de aquellos que se pusieron de moda en los 2000, ruedas de silicona y sin amortiguación, le he metido mucha caña durante todo este tiempo y funciona casi como el primer dia. Salvo por los piños y ostias que me he metido con él, eso ha dejado mella en el aluminio. JUAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿no será uno de esos de la marca Razor? era y son muy buenos, pero las ruedas son muy pequeñas, mi hermano tenía uno, no se si aún lo tiene. Era un Razor como los que regalaba Amena, lija y ruedas verdes y el resto aluminio cromado.

      Eliminar
  3. Hola:

    Yo tengo ese mismo patinete, y para ti y para el resto de usuarios una mejora importante que se le puede hacer es cambiar las ruedas por unas neumáticas. Como decia un usuario han salido patinetes como el hudora big wheel air 205, con ruedas neumaticas de aire, pero el sistema de plegado he de reconocer que el del oxelo es mejor.

    Puedes cambiarle las ruedas por unas neumáticas, la equivalencia de la medida con las de 205 mm de tu patinete es 6 x 1 1/4, si las buscas en google, es una medida tipica de rueda delantera de sillas de ruedas. Si te haces con un par de ellas (las hay neumáticas, es de cir, de cámara y cubierta, ojo a los puinchazos!; o macizas) verás como mejora el comportamiento sobre superficies irregulares y la adherencia en mojado.

    Suerte y gracias por el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran mejora, aunque ganas algo de peso y por tanto cansa más, pero para zonas lluviosas es casi obligatorio hacerla unida a unos nuevos y buenos rodamientos. Tengo miradas varias ruedas neumáticas, pero me hemos cambiado de zona y por aquí llueve menos y además uso menos el patinete, pero es una mejora que pronto le haré.

      Eliminar
  4. Dos grandes entradas, muy objetivas y con mucha información interesante. Llevo un par de semanas buscando información sobre patinetes y entre los plegables estaba dudando entre los hudora 205 air y hornet y los oxelos 7xl y 9, pero creo que al final me voy a decantar por el tuyo, pues parace que la amortiguación que lleva puede suplir en cierta medida la dureza de sus ruedas y por lo que he leído el pinchazo de una rueda de 205 puede tener muy difícil arreglo.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar